Segunda Oportunidad y vivienda habitual

Inicio / blog / Segunda Oportunidad y vivienda habitual
Segunda Oportunidad y vivienda habitual

Es todavía una cuestión a debate entre la jurisprudencia, pero lo cierto es que son muchos ya los juzgados y tribunales que permiten salvar la vivienda habitual hipotecada pese a que sus propietarios se sometan a un proceso de concurso de persona física (Segunda Oportunidad).

La lógica que siguen estos jueces y magistrados es la siguiente:

Si la vivienda que constituye residencia habitual del deudor se encuentra hipotecada, y esta persona, pese a mantener deudas que le han hecho someterse a un “proceso de segunda oportunidad”, sigue pagando sus cuotas hipotecarias (es decir, tiene otras deudas pero está al corriente con el préstamo hipotecario), no tiene sentido liquidar su vivienda y que ésta sea adjudicada al banco, por lo que, siempre que esta actuación no perjudique los intereses del resto de acreedores y efectivamente constituya la vivienda habitual del deudor, se podría salvar la vivienda obligándole a seguir atendiendo sus obligaciones respecto del pago de la hipoteca.

Cuando se especifica como requisito para que esta lógica pueda ser aplicada, que “salvar” la vivienda no puede perjudicar al resto de acreedores, el juez del concurso analizará si la deuda es igual o superior al valor de la vivienda (o aunque sea inferior, tenga un valor proporcionalmente elevado), lo que supondría que en caso de liquidarse el inmueble, se destine íntegramente a satisfacer la deuda hipotecaria y el resto de acreedores no obtengan satisfacción alguna con tal liquidación. De esta manera, liquidar la vivienda perjudicaría al deudor, perjudicaría al banco, que prefiere percibir las mensualidades de la hipoteca a un inmueble, y no beneficiaría al resto de acreedores porque no cobrarían nada…

Desde DUROA estamos trabajando en que esta medida sea aplicada a nuestros clientes, ya que nos parece un avance interesantísimo en el proceso concursal de persona física, que otorga verdaderamente una segunda oportunidad.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *